Como hacer una reclamación en inglés

Probablemente una de las primeras lecciones que un profesional aprende cuando hace negocios con  o en el extranjero es que necesita saber reclamar en inglés, por lo que esto se convierte en una de las cosas más importantes que debe aprender a  utilizar. Siempre aparecen pequeños inconvenientes o situaciones que obligan a presentar un escrito de alegaciones, es algo inevitable que ya nos suele plantear plantear problemas para expresarnos en castellano, pero que se nos hace muy cuesta arriba cuando se trata de poder hacerlo en inglés. En las próximas lineas vamos a intentar de ponerle solución.

Las reclamaciones (complaint) más frecuentes suelen utilizar unas formulas, en modo de frases hechas que nos pueden venir muy bien a la hora de continuar nuestro pliego de quejas. Son frases cortas que explican con cortesía la situación de enfado o rechazo a la situación.

I’m sorry to bother you …

‘Siento molestarle…’ Es una clásica forma de cortesia que sirve para no resultar cortante a la hora de expresar tu queja. Reconoces que pueden haber muchas más reclamaciones pero que la tuya es igual o más importante que el resto

I’m afraid there may be a misunderstanding. 

‘Me temo que ha habido un malentendido’. Aunque sepamos a ciencia cierta que lo han hecho mal, no queremos ofender o atacar directamente a quien nos ha ofertado el producto o servicio, iniciando la frase indicando la posibilidad de que ha habido un error comunicativo.

I understand it’s not your fault … 

‘Entiendo que no es culpa tuya’. Normalmente las quejas estarán destinadas al departamento de atención al cliente y el receptor será una persona que, por lo general, no habrá seguido tu caso. Así que, si realmente quieres que esté sea empático con tu situación, deberás de ser comprensivo.

Excuse me, but I understood that …

‘Disculpe, pero tenia entendido que…’ Tienes razón y lo sabes, pero no vas a ganar nada presentando una reclamación diciendo que sabes que te han intentado timar. Expones la situación de este modo y a continuación planteas el porqué tienes razón.

Algunas de estas expresiones te pueden servir a la hora de plantear una queja oral como para hacerlo por carta. De todos modos, si andas falto de inspiración, aquí te dejamos unos cuantos ejemplos para casos determinados que te pueden ayudar.

1. Queja porque el piso está en mal estado

2. Queja por un pedido equivocado

3. Queja por el retraso en un vuelo

Estos son los ejemplos de casos específicos. Pero, si te ponen la reclamación a ti, como deberías contestar. Te planteamos un modelo de respuesta a una reclamación que puede serte de utilidad.

En el día a día, las personas que hayan trabajado con clientes o proveedores de fuera de España lo pueden certificar, conocer el vocabulario adecuado en inglés para presentar este tipo de reclamaciones puede ser muy útil para que estas sean atendidas con celeridad. Utilizar un lenguaje burdo y ofensivo no nos ayudará, puede jugar en nuestra contra, así que trabajemos estas formulas y conseguiremos muchas más cosas.

About these ads